Boletín Nº5

Todos somos susceptibles a sesgos: tendemos a moldear nuestra realidad para que calce con nuestras expectativas. Compartimos algunas experiencias en que estas creencias derivaron en errores.